Archivo | febrero 2008

REHABILITACIÓN NEURONAL – PIROFOSFATO DE TIAMINA 1

COENZIMA 


Tratamiento de Rehabilitación Neuronal a base de la coenzima Cocarboxilasa (Pirofosfato de Tiamina) estable en solución, X-2, en niños con Autismo, TGD e Hiperactividad
 

En Noviembre del 2002, ofrecí un Seminario de Actualización Clínica de Autismo en la Universidad Autónoma de Querétaro, durante el cual tuve el placer y el honor de conocer a la Doctora Susana Alcázar Leyva, quien dirige el centro de Investigaciones Científicas Hans Seyle, AC y quien lleva a cabo un tratamiento de rehabilitación neuronal en diversas patologías como la Hipoxia Cerebral, las Demencias, Epilepsia, algunas Esquizofrenias y la Parálisis Cerebral. En ese Seminario, invité a la Doctora a que nos diera a conocer su trabajo e inmediatamente se puso a exponer el aspecto bioquímico y su experiencia en alteraciones neuronales, así como los trabajos que se están desarrollando en diferentes instituciones.

Quiero hacer una pequeña Introducción ya que el tema es muy complejo pero con una base científica. La terapia la inicia su padre el Profr. Heberto Alcázar Montenegro desde los años de 1950 debido a una encefalitis que sufrió la segunda de sus hijas. Por ello, buscó la forma bioquímica de ayudar al metabolismo energético de las neuronas y con ello rehabilitarlas. Tardó 14 años en lograr la estabilidad de la coenzima antes mencionada y dos enzimas. 
Según sus trabajos, en la mayoría de las patologías que implican al sistema neuronal se produce un déficit en la síntesis de determinados neurotransmisores, así como, de sus respectivos receptores lo que ocasiona un bloqueo en la comunicación entre neurona y neurona, ocasionando una determinada patología. El siguiente cuadro nos puede mostrar algunas:


 
 


En el proceso llamado SINAPSIS, donde el sistema neuronal “conduce” la información desde los sentidos hasta el cerebro vía sistema neuronal, el pasaje de neurona a neurona de dicha información (que circula como impulso eléctrico y químico) se realiza mediante neurotransmisores y sus respectivos receptores:


 
 

El déficit energético ocasiona una disminución en la síntesis de los neurotransmisores y sus receptores. La capacidad de obtener la energía a partir del metabolismo celular depende de la actividad de una COENZIMA llamada Cocarboxilasa o pirofosfato de Tiamina.
La COENZIMA es una molécula orgánica, es decir, No es un medicamento, no es un fármaco, es un elemento propio del organismo que, cuando falta o hay un Déficit de dicha Coenzima, se producen determinadas enfermedades.
El Dr. Alcázar pensó que si se podría sacar esta misma molécula de los animales ( que tienen las mismas propiedades que los humanos ) e incorporarla en el organismo de la persona enferma, se podrían combatir muchas problemáticas. El problema es que cuando se sacaban estas moléculas de los animales, morían, no podían mantener estas moléculas vivas, ya que es un organismo. Que el DR. Alcázar haya logrado la estabilidad de la COENZIMA, significa que descubrió una formula liquida en la cual mantener viva dicha molécula. 

El tratamiento también incluye el implante subdérmico de la glándula hipófisis y pineal de un cerdo lactante (dos meses), las cuales se metabolizan y absorben en dos semanas. La hipófisis joven le da oportunidad a la propia ( la hipófisis del sujeto humano ) de funcionar adecuadamente y como ésta glándula tiene que ver con todo el organismo, se ha visto que una gran variedad de pacientes mejoran, incluyendo los que están afectados por alguna neuropatía o deficiencia psicomotriz. 

Los resultados dependen de la edad del paciente y del tipo de padecimiento. ENTRE MÁS PEQUEÑOS SE TRATEN LOS NIÑOS MEJORES RESULTADOS SE OBTIENEN. EN LOS NIÑOS QUE HAN PRESENTADO HIPOXIA O ANOXIA AL NACER Y QUE SON TRATADOS CON LA ESTA COENZIMA (X-2), SE LE PUEDE EVITAR LA PARÁLISIS CEREBRAL O ALGUNA OTRA DISCAPACIDAD A CORTO O A LARGO PLAZO. 

Cada vez se sabe más sobre la relación que existe entre la deficiencia en la síntesis de los receptores para Serotonina y las actitudes autistas. Así mismo, se relaciona una conducta hiperactiva con el exceso de la noradrenalina y la dopamina. 

Debido a la experiencia clínica que la Dra. Alcázar ha tenido con su tratamiento desde hace varias décadas, en pacientes con problemas neurológicos y discapacidades de diferente etiología, le propuse profundizar especialmente sobre el tratamiento de los niños con AUTISMO, TGD e HIPERACTIVIDAD y desde entonces hemos trabajado juntos (finales del 2002) en estos casos. 

Lic. Carlos Alberto Cilento 

 

TRABAJOS REALIZADOS SOBRE EL SISTEMA NERVIOSO CENTRAL Y PRESENTADOS EN DIFERENTES FOROS, TANTO NACIONALES COMO INTERNACIONALES, 


COCARBOXILASA O PIROFOSFATO DE TIAMINA ESTABLE EN SOLUCIÓN COMO REGULADOR DE ACTIVIDADES NEURALES. Alcázar M.H., Alcázar L.S., Bonilla N.M., Favreau P.L., Benítez R.M.T. Instituto de Investigaciones Científicas Hans Selye, A.C. 8th International Conference on Pharmaceutical Medicine. 27-29 de Abril de 1994. Roma, Italia.
Se han realizado múltiples investigaciones para dilucidar la etiología de las encefalopatías. Las conclusiones concuerdan en que éstas, están relacionadas con la deficiencia de tiamina o de sus ésteres di y trifosfatados. Esto se debe a que participan en actividades básicas para el funcionamiento del sistema nervioso como la transmisión del impulso nervioso, la síntesis, liberación y recaptura de neurotransmisores. Además, se considera al pirofosfato de tiamina (PPT) o cocarboxilasa como un factor neuroquímico, debido a que es una coenzima indispensable en el metabolismo de las neuronas, que se ha demostrado participa en el metabolismo de la glucosa por la vía oxidativa, en la incorporación de los lípidos a la mielina y en el control de la acidosis cerebral. También se ha demostrado que las enzimas activadas por la cocarboxilasa como la transcetolasa, la alfa-cetoglutarato deshidrogenasa y la piruvato deshidrogenasa, tienen disminuida su actividad en los pacientes que padecen encefalopatías tipo Wernike-Korsakoff, demencia senil, etc., por lo que se concluye que la cocarboxilasa juega un papel fundamental en la etiología de las “lesiones bioquímicas”. En algunos modelos experimentales, hemos demostrado que el PPT corrige las alteraciones del sistema nervioso como producto de la edad, en la hipoxia, los accidentes vasculares y el alcoholismo, entre otras. Estos trabajos se han realizado en neuronas corticales de ratas Wistar normales, neonatas, adultas y envejecidas; en corteza cerebral, hígado, corazón y páncreas de ratas Wistar inducidas experimentalmente a la diabetes y en corteza cerebral de embriones de pollo, y de ratas Wistar alcoholizadas. Por estos antecedentes, hemos aplicado cocarboxilasa estable en solución como terapia en pacientes ancianos, con resultados satisfactorios. La posología es de 3 ml (40 mg/ml) diarios por vía intramuscular durante 15 días, cada tercer día durante un mes, 2 veces por semana durante un mes y una vez por semana durante un mes. La aplicación varía de acuerdo a la evolución de cada paciente. Por lo tanto, se comprobó por técnicas bioquímicas y electrofisiológicas, que la aplicación de la cocarboxilasa es adecuada para el tratamiento de los padecimientos neurales cuya etiología está relacionada con la alteración del metabolismo cerebral. 

PIROFOSFATO DE TIAMINA EN EL TRATAMIENTO DE LAS ALTERACIONES NEURALES. Benítez R.M.T. Conferencia para el Programa FORO D, televisada por el Canal 7 de San Luis Potosí. 17 Enero (primera parte); 21 Enero (segunda parte) de 1995. San Luis Potosí, S.L.P.
Se sabe que el pirofosfato de tiamina participa en el metabolismo y en algunas actividades neurales. No se ha descrito como interviene a nivel celular, molecular y/o sistémico. Sin embargo, se continúan desarrollando diversas investigaciones con el fin de conocer su papel en los diversos tejidos. Por ejemplo, en el sistema nervioso se ha observado que modifica y corrige las actividades cognoscitivas y mentales que están deficientes en los ancianos, así como en algunos pacientes jóvenes. Esto se debe básicamente a que durante el envejecimiento se ven afectados los centros neurales encargados de desarrollar estos procesos. Sin embargo, muchas de estas alteraciones son reversibles. Por otra parte, se ha comprobado que las actividades dependientes del pirofosfato de tiamina (PPT) son factibles de recuperarse. Lo anterior se debe a que regula varios aspectos metabólicos, así como los procesos de biosíntesis, liberación y recambio de neurotransmisores, e interviene en la conducción del impulso nervioso. Respecto a los dos primeros aspectos, se sabe que las funciones de las células nerviosas dependen del metabolismo de la glucosa, proceso en los que esta coenzima, participa directamente ya que regula no sólo la incorporación de la glucosa a los tejidos, sino también asegura su completa oxidación. Además, se ha demostrado que diversos tejidos lo almacenan, en proporción a como lo requieren para su funcionamiento, como por ejemplo; la corteza cerebral, tálamo, hipotálamo, núcleo de Meynert y el cerebelo, en orden decreciente, lo que implica su dependencia y explica por qué su deficiencia genera severas alteraciones neurales. Estos tejidos dependen del PPT no sólo porque les proporciona la energía en forma de ATP a través de la oxidación de la glucosa, sino porque determina directamente el mecanismo de biosíntesis de algunos neurotransmisores como: la acetilcolina, la serotonina y el GABA. Además, de regular la biosíntesis, participa en la recaptura de estos neurotransmisores, asegurando con ello la regulación apropiada de las vías neurales. En cuanto al tercer aspecto, se ha demostrado que el PPT participa en la conducción del impulso nervioso, ya sea como molécula donadora de energía para la actividad de las ATPasas, encargadas de realizar los procesos de repolarización en el neurilema o de manera indirecta, al propiciar la oxidación de la glucosa y producir ATP para el mismo fin. De cualquier manera, está ampliamente reconocido que la administración del PPT es una terapia adecuada para el tratamiento de los desórdenes neurales.

PARTICIPACIÓN EN CONGRESOS
Los resultados de nuestras investigaciones se han presentado en diversos foros nacionales e internacionales.
En las Universidades de la ciudad de México: UNAM, UAM-Xochimilco, IPN, La Salle.
En Hospitales y en otros centros de la ciudad de México: Hospital Regional 25, del IMSS; Centro Médico Nacional, Siglo XXI; Centro de Salud “José Castro Villagrana”, de la Secretaría de Salud; Centro Cuicacalli; Hospital para Enfermos Crónicos “Dr. Gustavo Baz Prada”, Tepexpan. 
En los estados de la República, como por ejemplo en: Saltillo, Coahuila; Nuevo León, Monterrey; Puerto Vallarta y Guadalajara, Jalisco; Querétaro, Qro; San Luis Potosí, SLP; Aguascalientes, Ags; Coquimatitlán y Colima, Colima; Oaxaca, Oax.; Jalapa, Ver.; León, Gto; Zacatecas, Zac.; Acapulco e Ixtapa, Zihuatanejo, Gro.; Oaxtepec, Morelos; Cancún, Quintana Roo; Mérida, Yucatán; La Piedad, Michoacán; Mazatlán, Sinaloa; 
En los congresos en donde participamos regularmente son los organizados por la Sociedad de Química Clínica, de Bioquímica, la Sociedad de Geriatría y Gerontología de México, de Fisiología, de Ciencias Biológicas, de la Universidad la Salle y en otros como los organizados por CINTERMEX, la Sociedad Mexicana de Neumología y Cirugía del Tórax, la Sociedad de Neurología Pediátrica, la Academia de Medicina Tradicional, el Instituto de Docencia y Comunicación Humana, la Sociedad Mexicana de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello, la Asociación Mexicana de Medicina Crítica y Terapia Intensiva, la Sociedad de Médicos Generales y Familiares, Certificados, los del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias, entre otros. 
En los congresos internacionales organizados por la Sociedad de Terapia Celular en Mannheim, Alemania; de Farmacología, en Roma, Italia y en Budapest, Hungría; de Medicina Clínica, Medicina Biológica e Inmunología, en Madrid, España; los de la Sociedad de Células Beta e Islotes de Páncreas, en Girona, España; los de Geriatría y Gerontología, Aplicaciones Médicas y Biotecnología, en Cuba;los de Bioquímica Clínica en Buenos Aires, Argentina; de Diabetes en Centroamérica y Sudamérica, en Cuba; de Cerebro y Mente, en Cartagena de Indias, Colombia; de Neuropsicología, en Cuba, entre otros.

INVESTIGACIONES FILOSÓFICAS Y CIENTÍFICAS SA DE CV
INSTITUTO DE INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS HANS SELYE AC
ESCUELA DE GERONTOLOGÍA HEBERTO ALCÁZAR MONTENEGRO SC

para contacto: ciledina@hotmail.com

X-2 – Solución inyectable 

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN: 

Cada ml de SOLUCIÓN INYECTABLE contiene: 
Cocarboxilasa (clorhidrato de pirofosfato de tiamina) 40 mg 
Vehículo, c.b.p. 1 ml.

La cocarboxilasa o pirofosfato de tiamina (PPT) es una coenzima isomerasa y liasa cuyo mecanismo de acción es la descarboxilación. También es una coenzima transferasa, que transfiere grupos aldehídos. Es el éster difosfórico de la tiamina, molécula orgánica que contiene un grupo pirimidínico y un anillo tiazol unidos por un puente metileno, el grupo pirofosfato se encuentra en posición caudal. Su fórmula condensada es C12H19CIN4O7P2S y se conserva como tal en medio acuoso a un pH ácido. 

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: La coenzima cocarboxilasa o pirofosfato de tiamina (PPT) estable en solución está indicada en los padecimientos en que se requiere la reactivación inmediata del ciclo de los ácidos tricarboxílicos o ciclo de Krebs para la producción de energía. También está indicada en los casos de hipoxia, hipoxia neonatorum (prevención de la parálisis cerebral), diabetes mellitus, coma diabético, precoma, acidosis diabética, en el síndrome DIDMOAD (diabetes mellitus, atrofia óptica, diabetes insípida, sordera neurosensorial), choque insulínico, anemia megaloblástica, sordera, cardiopatías severas, trauma múltiple, estrés oxidativo y clínico, choque de cualquier etiología incluyendo al séptico, miastenia grave, cetoacidosis y vómitos acetonémicos, cirrosis, enfermedades hepáticas, gástritis aguda, pancreatitis, neuritis periférica, neuralgias, neuralgia del trigémino, migraña, parálisis facial, sordera nerviosa, neuritis cardiomiopática con edema severo, confusión, neuropatías en general, lumbago, ciática, neurastenia, dolor difuso de diversos orígenes, mialgias, desequilibrio o deficiencia en la alimentación, desnutrición, vómitos, diarreas, disentería, colitis ulcerativa, aclorhidria, alteraciones biliares, alteraciones ocasionadas por alcoholismo crónico, delirium tremens, miocarditis, cardiospasmo, prevención y tratamiento del infarto del miocardio, neumonía aguda y crónica, acidosis láctica del cáncer, tirotoxicosis, enfermedades infecciosas, difteria, tuberculosis, intoxicaciones por sedantes o gases, vómitos o toxicosis del embarazo (preeclampsia, eclampsia) y de los lactantes, trastornos nutricionales, deficiencias severas en los primeros meses de vida, encefalopatía necrotizante subaguda, distonía vascular cerebral, arteriosclerosis cerebral, acidosis durante y posterior a las intervenciones quirúrgicas, la radioterapia y la quimioterapia, enfermedad de Alzheimer y otras demencias, encefalopatía de Wernicke, dilatación del tracto urinario y otras anomalías. 

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA: La coenzima cocarboxilasa o pirofosfato de tiamina (PPT) estable en solución participa en el metabolismo de los carbohidratos, descarboxila al ácido pirúvico y al ácido alfa cetoglutárico debido a que es una coenzima o cofactor esencial de la piruvato deshidrogenasa (PDH) y de la alfa cetoglutarato deshidrogenasa (ACGDH), en las mitocondrias. También participa en el metabolismo de otros alfa cetoácidos y en la formación de los alfa cetoles por medio de la transcetolasa, como coenzima de esta enzima en el ciclo de las pentosas, en el citoplasma de las células. Aquí, su papel es muy importante por la obtención de pentosas necesarias para la síntesis de los ácidos nucleicos y con ello de las proteínas. También interviene en el metabolismo de los aminoácidos de cadena ramificada. La cocarboxilasa al descarboxilar al ácido pirúvico punto de convergencia del anabolismo y catabolismo de carbohidratos, grasas y proteínas los lleva a su degradación favoreciendo el transporte electrónico desde la glucólisis y ciclo de Krebs hasta la cadena de transporte electrónico. Con ello se lleva a cabo la fosforilación oxidativa para la producción de energía en forma de ATP (trifosfato de adenosina). La deficiencia de esta coenzima puede ocasionar daños irreversibles en el cerebro debido a su fundamental intervención en el sistema nervioso central. Se ha comprobado la participación del PPT en la conducción del impulso nervioso, sin modificar los procesos normales, ya que las membranas neurales se repolarizan en tiempos cortos como ocurre con los neurotransmisores naturales in vitro. Participa en la síntesis, recambio y liberación de los neurotransmisores y de las hormonas, así como en la activación del sistema inmunitario. La tiamina y sus ésteres tienen un alto grado de recambio en el organismo, ya que no se almacena en ningún órgano ni tejido por tiempos prolongados, por lo que es indispensable una ingesta continua. En periodos relativamente cortos de incorporación inadecuada se presentan alteraciones bioquímicas que conducen a la sintomatología clínica de deficiencia de la coenzima. La tiamina y sus derivados que ingresan por vía oral o parenteral se depositan rápidamente en hígado, músculo y otros tejidos interconvirtiéndose en sus tres tipos de ésteres en determinadas concentraciones. Los órganos que tienen un contenido de cocarboxilasa más alto son: miocardio, hígado, cerebro y riñones. En la sangre sus niveles son bajos. Se elimina fácilmente por orina cuando se pasa del nivel normal. 

CONTRAINDICACIONES: No se deben ingerir bebidas alcohólicas durante su aplicación. Se puede aplicar como coadyuvante de cualquier otra terapia. 

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA:

Se recomienda su aplicación durante todo el embarazo y en la lactancia, inclusive se debe aumentar el aporte diario de esta coenzima, debido al incremento en el metabolismo a los requerimientos en las mujeres en estas condiciones. 

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: En humanos no se han encontrado efectos tóxicos ni a dosis parenterales superiores a los 500 mg. Ningún efecto tóxico ha sido reportado con miles de aplicaciones por vía subcutánea, intramuscular o intravenosa en dosis superiores a 100 ó 200 veces más que los requerimientos diarios recomendados. No tiene efectos secundarios ni reacciones adversas debido a que es una coenzima indispensable en el metabolismo energético. Al contrario, su deficiencia ocasiona graves alteraciones bioquímicas: la producción de radicales libres, el bloqueo del efecto Pasteur y acidosis metabólica. 

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO: Con la ingesta de alcohol. 

PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD: No produce ninguno de los efectos mencionados y se recomienda su administración durante todo el embarazo, sobre todo en el primer trimestre y durante la lactancia. También está indicada la administración de este producto en el cáncer. 

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: Se pueden aplicar diversas dosis de X-2 desde 1 ml hasta 5 ml (40 a 200 mg), intramuscular y muy lento; cada 12 ó 24 horas, de acuerdo a la edad, al padecimiento y a la evolución clínica del paciente. Se administra tanto por vía intramuscular como por vía intravenosa. Por vía intravenosa se administra un frasco completo de X-2 (1,400 mg) en 200 ml de cualquier tipo de solución sobre todo en la fisiológica, para pasarla de 2 a 3 horas diario o una vez por semana según el padecimiento y la evolución clínica del paciente. 

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: Estudios extensos sobre toxicidad aguda y acumulativa indican que existe un amplio margen de seguridad entre las dosis terapéuticas y las dosis tóxicas. No se ha presentado ninguna reacción secundaria adversa ni a corto ni a largo plazo, aun al haberse aplicado altas dosis de este producto y durante varios años. En muy raras ocasiones y sólo con la aplicación intravenosa se ha presentado rash que desaparece con una o dos tomas de algún antihistamínico. 

PRESENTACIÓN: Se presenta en frasco ámpula de 35 ml de capacidad, en solución inyectable que contiene 40 mg/ml de cocarboxilasa (clorhidrato de pirofosfato de tiamina) estable en solución. 

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Protéjase de la luz y el calor. Consérvese en refrigeración. 

LEYENDAS DE PROTECCIÓN: 

Su venta requiere receta médica.
Manténgase fuera del alcance de los niños. 

INVESTIGACIONES FILOSÓFICAS Y
CIENTÍFICAS, S. A. de C. V. 
Reg. Núm. 187M89, S. S. A. 
JER-25317/97